¿Cómo planificar la instalación de una ducha a ras de suelo para un máximo confort?

Accesibilidad es sinónimo de libertad, y libertad en el baño significa una ducha espaciosa y sin peligro de tropiezos. Nuestros expertos HÜPPE te dirán como planificar una ducha moderna y espaciosa a ras de suelo. Además, un cuarto de baño sin barreras, no solo es moderno, sino también es una verdadera inversión para el futuro.

¿Cómo instalar una mampara con instalación a ras de suelo?

Sin compromisos: ¡Un plato de ducha plano debería instalarse al nivel del suelo!

Debe haber una diferencia máxima en la altura de dos centímetros y sin bordes respecto al suelo. Sin embargo, la normativa de estándares mínimos para baños "sin barreras" (DIN 18040-2), permite una ligera diferencia.

El plato de ducha extraplano HÜPPE EasyFlat, por ejemplo, cumple estos requisitos cuando se instala de acuerdo con las normas. Opcionalmente, también está disponible con una superficie antideslizante.

Planea un acceso amplio y confortable a tu zona de ducha

Una ducha a ras de suelo es realmente cómoda de usar si tenemos un acceso suficientemente amplio. Como mínimo debería tener 80 centímetros de ancho, que es el ancho mínimo para baños "sin barreras" según la normativa. Lo que recomiendan nuestros expertos:

Puertas plegables

Las puertas plegables, como las de la serie HÜPPE Solva pure, son la solución ideal, ya que las puertas se pueden plegar completamente contra la pared.

Puertas correderas

Las puertas correderas de la serie HÜPPE Design pure, por ejemplo, también ahorran espacio porque no hay necesidad de  tener más espacio para abrir las puertas

Los modelos Walk-in

Los modelos Walk-in como la serie HÜPPE Studio prescinden de las puertas por completo y, por lo tanto, ofrecen el más alto grado de confort para entrar a la ducha.

Se debe tener en cuenta las normativas especiales para el acceso con sillas de ruedas.

Si estás planeando una ducha sin obstáculos para usuarios con sillas de ruedas debe ser posible utilizarla sin ninguna restricción. La normativa DIN 18040-2 y estipula un ancho mínimo de 120 x 120 cm para áreas de ducha  para sillas de ruedas. Por lo tanto, se requiere un ancho de entrada mínimo de 90 cm.

¿Qué más tener en cuenta para una ducha a ras de suelo?

Planifica tu ducha a ras de suelo para que ningún componente, como las tuberías o un radiador, te moleste. Para evitar lesiones, los accesorios se tienen que instalar con las palancas hacia abajo.

Además las paredes del baño deben ser lo suficientemente fuertes para soportar mecanismos de agarre o asientos de ducha plegables.

Un pequeño consejo: planifica una iluminación uniforme de la habitación para tu ducha, preferiblemente con lámparas de pared en ambos lados del espejo.